<B> Por el camino de baldosas hidráulicas </B> <br> <SMALL> DESDE EL ESPACIO INTERIOR </SMALL>

Por el camino de baldosas hidráulicas
DESDE EL ESPACIO INTERIOR

con No hay comentarios

Camino por las calles y aquí y allá las veo por el rabillo del ojo.

Me llaman y me invitan a pisar.

Cuando conté la historia de la mesita de baldosas hidráulicas “Con los pies en la mesa, ya me di cuenta de que este tema iba a dar para mucho más que un post. Y es que este material me gusta mucho muchísimo, porque sigue siendo algo artesanal, que reúne tradición y diseño, geometría y color y es un elemento que combina el diseño gráfico y la arquitectura e interiorismo con actitud.

Si os ha picado el gusanillo y queréis saber más… para empezar os voy a hablar de qué es eso de la”Baldosa Hidráulica“, un poco de historia y algunas de mis fotos a pie de calle. Creo que tampoco esta será la última vez que hable de ello.

Baldosas hidráulicas

La baldosa hidráulica

es también conocida como mosaico hidráulico o mosaico calcáreo. La materia prima principal es el cemento Portland combinado con arena y pigmentos en diferentes capas. Una de las características de estas baldosas es el uso de moldes metálicos, llamados trepas, para crear el diseño mediante compartimentos en los que se vierte el cemento pigmentado sobre una superficie engrasada. También define a las baldosas hidráulicas la peculiaridad de que no requieren una cocción posterior, ya que el material se compacta por presión mediante una prensa hidráulica, de ahí viene su nombre. Por su gran resistencia es apto para interior y exterior.

Cada baldosa está formada por 3 capas:

  1. La capa donde se plasma el diseño está formada por una mezcla de cemento Portland blanco o gris, polvo de mármol y pigmento. Esta mezcla se vierte a mano con un embudo o cazo especial. El espesor es de 4 a 5 mm.
  2. Tras sacar la trepa se espolvorea una mezcla seca de arena y cemento, que hace de secante a la primera capa. El espesor es de 1 cm. aprox.
  3. Para terminar, una tercera capa de arena y cemento de composición similar a la anterior pero algo más húmeda y de mayor grano. El espesor es también de 1 cm. aprox.

Se encuentran en medidas de 10 x 10, 15 x 15, 20 x 20, 25 x 25 y 40 x40 cm, pero las más habituales fueron las de 20 x20. También existen piezas en chaflán en uno o cuatro vértices, que se combinan con piezas cuadradas más pequeñas.

Trepas para baldosa hidráulica. Fábrica de baldosa hidráulica en Marrakech.

Mezcla de cemento y arena para baldosas hidráulicas. Fábrica de baldosa hidráulica en Marrakech

Almacén de baldosas hidráulicas. Fábrica de baldosa hidráulica en Marrakech.

Ha sido utilizada desde el siglo XIX

en zonas del Mediterráneo y colonias europeas del norte de África y Latinoamérica. La técnica de elaboración de baldosas hidráulicas fue introducida por los árabes y aunque se adaptaron algunos aspectos, la fabricación seguía siendo manual y una por una. Gracias a esto, cada pieza resulta única y diferente al resto.

Este producto fue presentado en la Exposición Universal de París de 1867 por la empresa barcelonesa Garret, Rivet y Cía. Creado en principio como alternativa a la piedra natural y al mosaico, por su capacidad de imitar ambos, y por ser mucho más económico y más simple en cuanto a la fabricación. En estos principios los diseños imitaban a las alfombras persas o los suelos de mármol medievales y del renacimiento.

En España la producción más importante se localizó en Cataluña con fábricas como Rivet Compañía, Osola Company, Sola y Cía., Fortuny Cía., con estilos Art Nouveau o Modernista.

Baldosas hidráulicasDurante el modernismo

los diseños de Alexandre de Riquer, Domènech i Montaner, Josep Puig i Cadafalch, Josep Pascó,  Enric Sagnier y también Antoni Gaudí convirtieron este producto en algo más complejo y creativo, llegando a ser valorado como pieza artística.

Estos diseños incluían geometrías y formas florales y vegetales. Las piezas más sencillas incluían un dibujo que se repetía en un conjunto, mientras que otros diseños más elaborados combinaban varias piezas dispuestas en un paño central en la estancia, con piezas especiales de perímetro y de esquina. La variedad de colores junto a la complejidad del dibujo marcaban la diferencia.

Baldosas hidráulicas

Baldosas hidráulicas

Baldosas hidráulicas

Hasta los años 50

se empleó como pavimento, pero ya había perdido el lugar privilegiado que ostentó hasta los años 20 cuando la baldosa hidráulica era el pavimento más utilizado. Se fue dejando de usar en favor de otros materiales más ligeros y económicos fabricados en serie, hasta que en los años 50 su uso desaparece.

Actualmente

podemos encontrar lugares en los que este pavimento no ha sido sustituido, sobreviviendo hasta nuestros días. Por desgracia, la mayoría de las veces, estas baldosas acaban convirtiéndose en escombro cuando se realiza una reforma en una vivienda o directamente la edificación acaba por venirse abajo. En ocasiones afortunadas, se rescatan y pueden ser recicladas.

En el diseño de interiores, estas piezas son muy valoradas, tanto las antiguas como las de nueva creación. Los nuevos conceptos más contemporáneos las incluyen como punto de interés en sus composiciones.

Podemos encontrar fábricas en España, Francia o Marruecos que mantienen esta producción tradicional y artesanal. Recientemente he tenido la suerte de poder visitar una de estas fábricas en Marrakech. He creado este vídeo que recoge el proceso de elaboración de las baldosas hidráulicas.

 

Dejar un comentario

Translate »