<B> Plumas de Papel </B> <br> <SMALL> EL VIAJE DE LAS IDEAS NÓMADAS </SMALL>

Plumas de Papel
EL VIAJE DE LAS IDEAS NÓMADAS

con No hay comentarios

Estaban en un libro de identificación de aves.

Me lo enseñó mi hermana, hace muchos años. Nunca me había fijado con tanto detenimiento en los pájaros, vaya que nunca me había dado por mirar una guía de aves. Nunca se sabe dónde ni con qué se le van a despertar los sentidos a uno. Me pareció un espectáculo. Pájaros de todas las partes del mundo, tan diferentes y tan preciosos… ¡me gustaban todos! los de patas grandes, de picos diminutos o cuellos largos, con mil colores y degradados o monocromáticos a puntos, líneas y planos. Estuvimos un buen rato repasando cada forma y plumaje. Qué alegría conservar la capacidad de asombro y apreciar los pequeños detalles. Pensé en los libros que sí conocía yo, que eran del tipo “Cómo combinar colores en diseño gráfico” y enseguida supe que había descubierto una editorial que me gustaba muchísimo más. Qué maravillosa es la Naturaleza.

Suelo llevar un cuaderno para anotar ideas, no gran cosa, no los trato muy bien: hago tachones, aprieto al escribir, les arranco hojas y se acaban por deshacer. Aún así siempre queda por ahí alguna hoja que no quiere volar a la papelera.

Un día pensando en todo esto, quise hacer un ejercicio de abstracción. Utilicé la cuadrícula de una libreta para hacer diferentes composiciones geométricas. Pájaros libres y etéreos ahora cuadriculados, enjaulados.

Me gustaba la idea de aplicarlo a un objeto para el hogar y pensé varias opciones, pero volvió a pasar mucho tiempo hasta que apareció el soporte ideal.

sillas-plumas-de-papel-idea

Lo siguiente era dar color al asunto y ¿qué iba a hacer? En la guía de color más bonita del mundo los pájaros me dijeron cuál era la combinación adecuada. Qué tíos, no fallan.

El jilguero es el pájaro de mi infancia. Por aquel entonces no sabía, por ejemplo, que es de la familia de los fringílidos y que hay parte migradora y otra que nomadea y que lo que más le gusta son las semillas de los cardos y que por eso se llama cardelina, como en mi pueblo. En mi pueblo, como en muchos por aquel entonces, acababan en jaulas como pájaros cantores. Pero a mí me parece que no tenemos ningún derecho a hacerlo…

blog-sillas-plumas-de-papel-cardelina

El abejaruco sin embargo para mí era un total desconocido y, en ese sentido, me alegro. Tiene un precioso colorido que me sigue llamando la atención, me parece de lo más exótico. No obstante es un migrador transahariano que inverna en el África tropical, así es él, y como se deduce de su nombre, le chifla comer abejas y al vuelo.

Lamentablemente es “De interés especial” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas. Esto lo leí en la web de SEO/BirdLife (organización de conservación de la naturaleza y la biodiversidad en España) que dicen de sí mismos: “contagiamos naturaleza y damos alas a la ciudadanía”. Me gusta, yo me dejo.

blog-sillas-plumas-de-papel-abejarucoY así, pajareando, llegó la hora de materializar todo lo anterior ¡qué emoción!: libros, libretas… hojas de papel y pájaros, colores, plumas… ¡Papel de seda! delicado como las plumas, plumas de papel que se superponen, que protegen, embellecen.

Por fin la culminación de un largo viaje. Bueno, por el momento… que sólo es una parada en la cocina para reflexionar y tomar alimento, hoy de menú ¿semillas o insectos?.

sillas-plumas-de-papel

VER PRODUCTO

Dejar un comentario

Translate »